NO MAMÁ

Hoy vengo con un relato colaboración con la escritora Roxanna Yepez. https://roxannayepez.wordpress.com Espero que os guste y me dejéis vuestros comentarios. Muchas gracias por todo el apoyo.

No Mamá

—No, mamá. No puedes quitarla. —La niña discutía con su madre muy enfadada—. ¡No quiero que la toques!

—A ver Ariana, no puedes dormir con esa trenza que te va a estropear todo el pelo. —Laura intentaba desarmar un amasijo de cabellos en su hija pequeña, un nudo retorcido y sin forma—. Me parece muy bien que intentarás hacerla tú misma cariño, pero ahora quizás tenga que cortar algún mechón.

—¡No mamá! No puedes quitármela. Me la hizo la señora oscura y tuve que prometerle que no la tocaría. —Preocupada, intentaba zafarse de las manos de su madre—. ¡No mamá! Dijo que lo guardaría ahí, por eso se habrá enredado tanto.

—¡Basta ya Ariana! ¿De quién hablas? Si has estado sola toda la tarde en tu habitación. —La madre observó a la pequeña preocupada y entre el revoltijo de cabellos oscuro sintió algo tierno, húmedo y viscoso—. Voy a por las tijeras, quiero ver que tienes debajo de esa maraña de pelo.

—No mamá, por favor. Nos castigará a las dos. —La niña nerviosa cubrió aún más con su cabello el objeto extraño, mientras de su oído salía una mosca un poco aturdida y se ponía a volar torpemente—. No te preocupes mami, no me duele nada. Ella dijo que sería unos días hasta que encontrara un lugar mejor.

—Se acabó, ven siéntate aquí y déjame ver. —El olor putrefacto que despedía de esa zona del cuero cabelludo de su hija era insoportable y un hilo de pus comenzaba a deslizarse por su pequeño cuello—. No me hagas enfadar Ariana, ya sabes que después te arrepientes. 

La madre con desesperación comenzó a apartar el cabello de la niña, mientras gritaba desconsolada:

—No por favor, mamá. ¡No mamá! —Pero el nudo de su espesa cabellera impedía visualizar lo que tenía allí. 

Laura cortó la maraña hasta que finalmente descubrió lo que escondía Ariana y al hacerlo, se desplomó horrorizada. Lo que había visto la espantó de una forma que su reacción se hizo esperar, pero al cabo de unos instantes se levantó y envolviendo sus manos con pañuelos, fue sacando uno por uno los gusanos que rodeaban un ojo blancuzco que parecía observarla desde el cráneo de su hija.

La mujer lloraba desconsolada e impactada ante semejante imagen.

—¿Quién te hizo esto Ariana? Ahora mismo te llevo al hospital, debí escuchar la advertencia de no comprar esta maldita casa. —La niña se encontraba inmóvil y su rostro se comenzaba a tornar pálido.

Laura pudo notar cómo su hija se desvanecía y de inmediato buscó las llaves del coche para trasladarla al hospital más cercano; sin embargo, al volver, una sombra oscura cubría a la niña quien, sin fuerzas, daba su último aliento. Mientras, el espectro que la rodeaba, sacaba de su cráneo una espantosa especie de protuberancia grotesca y deforme. Un ser habitaba dentro de la niña. 

Después de la espantosa impresión, Laura soltó un grito ensordecedor que llegó a oídos de los vecinos, quienes, alarmados, entraron a la fuerza en la casa de la mujer para auxiliarla. Para su sorpresa ella se encontraba desmayada y cubierta de sangre a un lado del cuerpo de su hija; a su alrededor había una tijera y varios trozos de cabellos ensangrentados, la niña tenía la cabeza visiblemente abierta y los gusanos le rodeaban.

Los testigos culparon a Laura de haber asesinado a su hija, a sabiendas de que era el tercer crimen conocido en aquella casa. La mujer fue internada en un centro psiquiátrico, la cordura la había abandonado por completo. Lo que sucedió después también le pareció extraño a los conocidos. Laura estaba encinta y a medida que el embarazo avanzaba ella parecía consumirse. Su rostro esquelético, pálido y sus ojos hundidos daban la impresión de ser un cadáver ambulante, los otros pacientes le temían y la llamaban, la señora oscura.  

Todos los derechos reservados.

12 comentarios sobre “NO MAMÁ

Agrega el tuyo

  1. Fantástico, Natalia y Roxanna, un texto que me trae a la memoria algún fragmento de Lovecraft o de mi idolatrado Machen. Ese terror presente en lo cotidiano, en la vida diaria, que no sabes cómo llegó allí pero interactúa con los humanos, es un género que no tiene punto de comparación con el resto. Siempre me gustas, pero hoy lo habéis bordado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: